Los integrantes de la comunidad LGBT afrontan conflictos similares a los del integrantes de cualquier otro grupo humano. Difieren en la intensidad y gravedad de ciertos problemas atípicos que los afectan: aquellos que son ajenos a quienes la sociedad considera - de modo vago - como "normales". Estos "problemas atípicos" - de no ser resueltos - traen desdicha y disfunción a muchos integrantes de la comunidad LGBT.

Respecto a estos "problemas atípicos", la tarea es simultáneamente simple y compleja. La simplicidad consiste en que cada integrante de la comunidad LGBT debe entender y mejorar su realidad "atípica", sin olvidar su relación con la sociedad donde vive. Esa es la mejor manera de sentirse bien consigo mismo, y con el medio del cual difiere en ciertos aspectos. Es importante no temer a la diferencia; ni tampoco creer que ésta le hace peor ni mejor que nadie. La complejidad consiste en que cada integrante de la comunidad LGBT tiene un problema difícil y único a resolver; y que es - aparte de una tarea individual - una tarea colectiva a su vez.

Si presta atención cuidadosa a su entorno, percibirá que aceptar su diferencia significa realmente estar a tono con la diversidad de éste. Algo que puede hacer - para aparearse a ese entorno - es contribuir a su mejoramiento por medio del suyo propio.

Oliverio Funes Leal





"SI LA NATURALEZA PONE UNA CARGA EN UN HOMBRE HACIÉNDOLO DIFERENTE, TAMBIÉN LE DA UN PODER CON ELLO” - Lame Deer, líder espiritual Sioux de la Tribu Lakota.


Tienes que Cambiar para Poder Amarte


Después de años de búsqueda, “la/lo” encontraste para combinarse ambo/as en lo que parece ser amor perfecto. Pero poco después, al pasar el tiempo, comienza a notar las maneras - grandes y pequeñas – en que las cosas no son realmente tan perfectas. Su pareja enciende el lavaplatos todos los días, silba villancicos todo el año, o le encantan los reestrenos de "La Casita  de la Pradera". Él/ella derrocha, o tiene demasiada tacañería. Usted es maniático del orden, pero su otra mitad es totalmente haragana. Y así sucesivamente. Comienza a sospechar que va a "liquidar", y empieza a preguntarse si la hierba es más verde en otro lugar. Inicia una campaña para corregir la personalidad de su pareja y cambiar sus malos hábitos. Empieza a ver a la persona que ama como un proyecto de recuperación humana, y su casa comienza a sentirse más como un campo de batalla que como un refugio de seguridad y amor. Es un patrón demasiado predecible.

Nadie ha investigado con mayor profundidad - cómo las parejas interactúan - que el psicólogo John Gottman. Sobre la base de muchos cientos de horas de filmación de parejas interactuando entre sí - en un apartamento especialmente acondicionado en Seattle – él aprendió a predecir, con un 91 por ciento de precisión , quienes fallarían y quienes permanecerían unidos . Uno de sus descubrimientos más interesantes fue que la mayoría de los conflictos en las relaciones existosas - el 69 por ciento para ser exactos - nunca se resuelven en lo absoluto. Asumir una relación, al parecer, es asumir una serie de problemas . Dado que ninguna relación está libre de dificultades - en la mayoría de los casos - la hierba no será más verde en otro lugar. Batallar con una pareja - con la vana esperanza de "ganar " – digamos: conseguir que él o ella cambie, por lo general sólo crea resentimiento y distancia. Como la mayoría de los desacuerdos en una relación tienen sus raíces en diferencias de personalidad y valores arraigados, es más realista aprender a vivir con ellos haciendo uso del humor y la paciencia; y contentarse con pequeños cambios y compromisos.

La clave para el éxito de las relaciones, Gottman descubrió, no es cómo las parejas manejan sus desacuerdos, sino la forma en que se tratan uno y otro cuando NO están peleando. La emoción más mortal - en cualquier relación - es el desprecio de su pareja, y la forma más eficaz de prevenir que este tipo de cáncer envenene su relación es trabajar - de manera deliberada y diaria - en alimentar el cariño y la admiración de uno por el otro. Sin la creencia fundamental de que su pareja es digna de honor y respeto, no existe ninguna base para una relación satisfactoria. Además, centrarse en sus sentimientos de cariño y admiración - por su pareja - es un antídoto inmediato al desdén, porque desprecio y admiración no pueden ocupar su mente al mismo tiempo.

Una de las formas más concretas - para demostrar respeto - es dejar que su pareja le influencie. Cuando su pareja expresa opiniones diferentes, hace las cosas de una manera diferente a la suya, o da consejos y sugerencias, ¿usted responde como si su poder y autonomía estuviesen amenazados? ¿Recurre a la crítica, al desprecio, a la actitud defensiva o evasiva para acallar a su pareja y destruir su punto de vista? ¿O escucha, debate y considera lo que está escuchando? (Nota a las parejas de hombres: la investigación muestra que los hombres son mucho más propensos que las mujeres a convertir los desacuerdos en luchas de poder.)

Pero, ¿cómo resolvemos los conflictos que se pueden resolver? Las discusiones terminan invariablemente de la misma manera en que comienzan. Si usted inicia la discusión de un problema con insultos, gritos, o acusaciones, así es como va a terminar la conversación. La resolución exitosa de un conflicto es más posible si habla con calma y  respeto. Quéjese, pero no culpe. Confronte, pero no ataque. Céntrese en la situación que le molesta, no en el carácter de su pareja. Haga declaraciones que comienzen con "yo" en lugar de "tú". Por ejemplo, diga "me gustaría que me escucharas", y no "nunca me escuchas." Acomode su solicitud dentro de una declaración apreciativa de lo que su pareja ha hecho bien en el pasado. Y no acumule cosas. Si espera demasiado tiempo antes de exponer un problema, éste acabará por hacerse más grande en su mente.

Es cierto que algunos problemas no se pueden resolver, y que no todas las relaciones deben continuar. La violencia física, por ejemplo, no es algo que cualquier persona deba aprender a tolerar en una relación. Y hay algunas cuestiones que pueden crear una parálisis fatal, a menos que se encuentre algún compromiso llevadero. Más sobre eso la próxima vez.

Traducido del inglés al español por Oliverio Funes Leal

Tom Moon, MFT
Mindfulness-Based Psychotherapy / EMDR
Office address: 879 14th Street, San Francisco, CA 94114
Email: examlife@aol.com
Website: tommoon.net
On Facebook: http://www.facebook.com/TomMoonMFT

¿Debo divorciarme de mi familia?


PREGUNTA: Le dije a mis padres que era lesbiana hace diez años, y he estado con mi esposa durante ocho años. Se negaron a venir a nuestra boda; y , de hecho, dejaron en claro que no es bienvenida en su casa. Este año, volé sola de vuelta a la costa este y pasé la Navidad con ellos . Fueron los cinco días más solitarios de mi vida. Tengo un hermano que es propenso a diatribas periódicas, en las cuales pasa de tratarme como un amigo cercano a un enemigo total; y entonces no me habla durante uno año o dos. No importa cuan mal se comporte , siempre se ve como la parte perjudicada y nunca se disculpa por su crueldad . Cada vez que se hace esto, mis padres lo excusan e incluso me acusan de "provocarlo". Este año cometí el error de confiarle lo mucho que echaba de menos a mi esposa. Se enfureció, me acusó de "hablar mal" de nuestros padres. Enseguida se dirigió a ellos y les contó su versión de lo que había dicho. La cena de Navidad fue embarazosa, silenciosa y miserable. Después que regresé a mi casa, mi madre me envió un correo electrónico enojada, acusándome de enfurruñada y desagradecida después de todos los problemas que habían pasado para hacer la Navidad especialmente para mí. No he respondido, y por primera vez en mi vida estoy considerando seriamente romper contacto con ellos tres. Pero me siento culpable por ello, y temo que si tomo este paso – conociéndolos - ninguno va a perdonarme o hablarme otra vez. ¿Cuáles son sus pensamientos al respecto?

RESPUESTA: ¡Caray! Usted le ha tolerado demasiado a su familia.
Es común en nuestra cultura, sobre todo entre los conservadores sociales  de "valores de familia", idealizar a ésta como la fuente de todo lo que es sagrado: crianza, seguridad, pertenencia, amor incondicional; y - para algunos - la realidad se acerca a esta imagen idealizada. Pero la psicología reconoció - hace mucho tiempo - que la familia también puede ser fuente de todo lo que es profano; y que la psicología sirve regularmente para desatar - o incluso romper - las lealtades a familiares tóxicos y abusivos . Y mientras que casi todo el mundo en estos días acepta el divorcio como una respuesta apropiada a una relación abusiva, todavía hay estigma sobre terminar relaciones con otros miembros de la familia, no importa cuan mal se comporten. La mayoría de nosotros pensamos que estamos atascados con nuestras familias para toda la vida, y que no tenemos ninguna opción en la materia. ¿Pero tiene que ser así ? Como adultos tenemos el poder, si sólo lo reivindicamos, de decidir quién cuenta como familia y quién no. Si definimos "familia" a las personas en nuestras vidas que se han ganado nuestra confianza, y que nos nutren emocionalmente y espiritualmente, entonces no todos nuestros parientes son familia, y muchos que no son parientes consanguíneos lo son.

Usted tiene el derecho y el poder de decidir, por sí mismo, quien pertenece en su "familia de elección."
Si al interactuar con un pariente, usted se siente constantemente agotado, enojado o manipulado; si se siente emocionalmente enfermo, o lo que es peor, enfermo físicamente (espalda y problemas estomacales, úlceras, migrañas, etc), es posible que esté en una relación tóxica y destructiva. Lo más grave de todo: si no se siente seguro (física o emocionalmente) en la presencia de un familiar, entonces es probable que sea hora de poner un poco de distancia entre usted y esa persona.

Dicho esto, también hay pasos intermedios entre el establecimiento de límites apropiados y el divorcio completo. En su caso, por ejemplo, puede decidir nunca pasar la Navidad, o cualquier otro momento parecido, en lugar alguno donde su esposa no sea bienvenida. Como pareja suya, ella debe ser su primera lealtad. También puede decidir  no tener más conversaciones íntimas con su hermano, ya que no tiene madurez emocional para ser de confianza con lo que usted divulga . Comience con un firme compromiso consigo misma de no dejarse abusar más, y luego averigüe que cantidad de distancia necesita - de su familia - para lograr ese objetivo.

Traducido del inglés al español por Oliverio Funes Leal.


Tom Moon, MFT
Mindfulness-Based Psychotherapy / EMDR
Office address: 879 14th Street, San Francisco, CA 94114
Email: examlife@aol.com
Website: tommoon.net
On Facebook: http://www.facebook.com/TomMoonMFT

Exploración del perdón # 4: EL CAMINO DEL PERDÓN


Si has seguido la serie hasta aquí, puede ser que quieras perdonar a alguien que te ha hecho daño, pero te preguntas cómo hacerlo. El enfoque de cinco pasos, descrito a continuación, es una adaptación de un proceso basado en la investigación desarrollada por el Dr. Robert Enright en la Universidad de Wisconsin. Recomiendo encarecidamente su libro Forgiveness is a Choice (El Perdón es una Opción) a cualquiera que desee explorar el camino del perdón más profundamente.
El perdón es la decisión, consciente y deliberada, de dejar ir la ira y el deseo de venganza contra aquellos que te han hecho daño, independientemente de si realmente se lo merecen. Esto no significa olvidar o restar importancia a la gravedad de la infracción. El perdón no funciona como un desvío o evasión emocional: el dolor de la ofensa debe reconocerse y sentirse a fondo antes que el auténtico perdón pueda comenzar.

Pero mientras que perdonar no significa negar, olvidar o minimizar, requiere de nosotros que nos desprendamos de nuestra lealtad a nuestro sufrimiento. Existe la ilusión generalizada de que, de alguna manera, nos protegemos del daño aferrándonos a la ira, cuando en realidad lo único que hacemos es mantener las heridas abiertas. El Buda comparó aferrarse a la ira como agarrar brasas ardientes con la intención de tirárselas a alguien. Cuando haces eso, lo único que logras es quemarte tú mismo.

  • El primer paso para perdonar, entonces, es sentir el peso de la ira corrosiva que mantienes viva por negarte a perdonar, y darte cuenta que no es en tu mejor interés. Imagina como te sentirías, experimentando la tranquilidad mental que tendrías, si estuvieras libre de esta carga. Ve el perdón como un acto de auto-compasión.
  • El segundo paso es establecer una intención consciente de perdonar. Decide que ya no estás dispuesto a continuar siendo una víctima, al permitir que los pensamientos y recuerdos de tu agresor te atormenten y priven de felicidad. Al establecer una intención clara, también estableces el alcance de tu corazón. Cuando sabes a dónde vas, reconocerás lo que te apoya en tu jornada y lo que no.
  • El tercer paso es ver el panorama completo. Toda vida incluye experiencias de dolor y traición. Es el precio inevitable de estar vivo. En este sentido, el dolor no es sólo tuyo, es el dolor de la humanidad. Cuando lo ves de esta manera, tu dolor ya no te separa, sino que te conecta a todo el mundo a través de tu capacidad de compasión.
  • El cuarto paso es centrarte en la persona específica que te hizo daño, y en lugar de ver a esa persona desde el exterior como "otro" mal, siente dentro de su humanidad. Trata de entender las causas y las condiciones en su vida que la llevaron a actuar de la manera en que lo hizo. No para hacer excusas a causa de ellos, sino para encontrar compasión por la ceguera y el sufrimiento en ellos que los hizo actuar hacia ti del modo que lo hicieron.
  • El quinto paso es visualizar mentalmente a tu agresor enfrente de ti. Habla con esta persona como si él/ella estuviera realmente presente, y ofrécele el perdón. Siente el alivio a continuación al soltar, aunque sea por un momento, tu rencor contra él/ella. La primera vez que hagas esto, puede que no sientas indulgencia. De hecho, puede que sientas una intensa resistencia, o un afloramiento de la ira. Si eso sucede, enfoca tu atención en ti mismo, respira profundamente y acéptalo. Si te sientes autocrítico, ofrécete perdón por ser duro contigo mismo.

El perdón es un camino, no un acto solitario, y puede que tengas que pasar por estos pasos muchas veces antes de que comience a crecer. Es un trabajo duro. Pero el premio final vale la pena - el descubrimiento de que existen recursos en tu corazón que son más profundos y fuertes que cualquier herida.

Traducido del inglés al español por Oliverio Funes Leal. 


Tom Moon, MFT
Mindfulness-Based Psychotherapy / EMDR
Office address: 879 14th Street, San Francisco, CA 94114
Email: examlife@aol.com
Tel: (415) 626-1346
Website: tommoon.net
On Facebook: http://www.facebook.com/TomMoonMFT

Exploración del perdón # 3: LOS BENEFICIOS DEL PERDÓN


Todas las tradiciones de sabiduría del mundo parecen ser unánimes por lo menos en un punto - que perdonar a los que nos han hecho daño es más sabio que alimentar rencores y resentimientos. Una razón, por la cual esto es cierto, es que perdonar significa dejar ir el pasado, lo que aligera nuestras cargas. Aferrarse a rencores es un poco como tratar de correr un maratón mientras cargamos una bola de bolos.

Hay un creciente cuerpo de investigación que demuestra que el perdón es beneficioso para la salud emocional y física. En más de 1200 estudios publicados, los resultados muestran consistentemente que las personas clementes tienden a tener no sólo menos estrés, sino también mejores relaciones, menos problemas de salud en general y menor incidencia de las más graves como la depresión, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y cánceres. ¿Por qué? Parece que el perdón funciona, en parte, con la reducción de los efectos corrosivos de ser implacable - esa mezcla dolorosa de ira, amargura, odio, resentimiento y miedo a ser nuevamente herido. Los efectos nocivos de estas emociones negativas incluyen el aumento de la presión arterial, la adrenalina y los niveles de cortisol, que se han relacionado con las enfermedades cardiovasculares, supresión inmunológica y, posiblemente, afectación de las funciones neurológicas y la memoria.

Una segunda manera de como el perdón funciona es más sutil. Estudios demuestran que las personas con fuertes redes sociales tienden a ser más saludables que las solitarias. Las personas que están enojadas, y recuerdan cada leve ofensa, son propensas a perder relaciones a lo largo de toda su vida, mientras que los que son tolerantes tienen más probabilidades de atraer y mantener un sistema fuerte de apoyo social, lo cual tiene múltiples beneficios para la salud.

Pero muchos de nosotros no nos permitimos la libertad que el perdón proporciona porque somos fieles a nuestro sufrimiento. Todos queremos ser felices, sin embargo, una de las debilidades humanas más predecibles es aferrarse a nuestros traumas y traiciones como si dejarlos ir significaría negar o minimizarlos. Perdonar, entonces, es una especie de victoria espiritual de la sabiduría sobre el engaño, y del amor (incluyendo el amor propio) sobre el odio.

Un ejemplo inspirador de lo que es posible para nosotros es el Dalai Lama, quien lleva el peso de la opresión en el Tíbet y la pérdida de su cultura. Sin embargo, a pesar de todo, sigue siendo una persona muy feliz y alegre. Él dice: "Se han llevado tanto. Han destruido los templos, quemado nuestros textos, desnudado nuestros monjes y monjas, limitado nuestra cultura y destruido de tantas maneras. ¿Por qué debería dejar que se lleven también mi alegría y paz mental?” Como el gran texto hindú, el Bhagavad Gita dice: "Si quieres ver a los valientes, mira a los que pueden devolver amor por odio. Si quieres ver lo heroico, mira a los que puede perdonar".

Pero incluso si estamos convencidos de que el perdón sería el mejor camino a tomar, a muchos de nosotros nos resulta muy difícil hacerlo. Voy a hablar sobre cómo hacerlo la próxima vez.

CUARTA PARTE - El camino del perdón.

Traducido del Inglés al español por Oliverio Funes Leal. 


Tom Moon, MFT
Mindfulness-Based Psychotherapy / EMDR
Office address: 879 14th Street, San Francisco, CA 94114
Email: examlife@aol.com
Tel: (415) 626-1346
Website: tommoon.net
On Facebook: http://www.facebook.com/TomMoonMFT